Financiación de Litigios

Financiación de Litigios2018-03-09T16:47:26+00:00

¿QUÉ ES LA FINANCIACIÓN DE PROCEDIMIENTOS?

¿PARA QUÉ SIRVE Y CÓMO FUNCIONA?

Los procedimientos judiciales conllevan una serie de costes y riesgos que, en ocasiones, colocan a una de las partes en una situación de desventaja. Por ejemplo, los riesgos por la hipotética pérdida del procedimiento; las costas procesales, las tasas de la administración de justicia, o los elevados honorarios de los profesionales que intervienen, esencialmente abogados, procuradores y peritos.

La incapacidad para financiar los costes, o aportar los suficientes recursos para lograr el éxito en la resolución, desanima a muchas empresas y particulares a la hora de elevar sus conflictos al terreno de lo legal. La financiación de procedimientos judiciales o arbitrales, de juicios, litigios o pleitos, consiste, resumidamente, en desplazar a un tercero los costes y riesgos inherentes a dichos procedimientos.

Para qué sirve la financiación de procedimientos:

La financiación de procedimientos es un servicio que posibilita a cualquier persona, física o jurídica la oportunidad de actuar en un procedimiento judicial o arbitral, normalmente como parte reclamante, sin tener que pagar por ello, ni asumir los riesgos que comportaría la hipotética pérdida del procedimiento.

La financiación de procedimientos cuenta con un gran bagaje en el ámbito de todo tipo de reclamaciones: lesiones por accidente, negligencia profesional, vicios constructivos, consumidores y usuarios, productos defectuosos, propiedad intelectual e industrial, incumplimiento de contratos y acuerdos comerciales como impagos, viajes y hostelería, franquicia, distribución, competencia desleal, etc.

Financiación de litigios

Cómo puede ayudarte Inverlitis Legal Fund:

Inverlitis Legal Fund ofrece a particulares y empresas la posibilidad de desplazar las responsabilidades de financiación y riesgos que conllevan sus causas. Inverlitis Legal Fund proporciona a sus clientes, los recursos humanos, materiales y/o financieros necesarios para iniciar el procedimiento judicial, y mantenerse en el mismo, con las suficientes garantías de éxito, hasta su conclusión. Asimismo, en el caso de que en el asunto se obtenga un resultado negativo, será también dicha firma quien asuma el pago de las «costas procesales» de la parte contraria.

Costes de la financiación de litigios:

La financiación de pleitos es una actividad empresarial, y como tal, se realiza a cambio de un precio. El cálculo de este precio puede variar desde un importe fijo, hasta acuerdos de facturación condicional, pasando por soluciones mixtas. Las tarifas aplicadas por cada empresa financiera varían sustancialmente, y este es uno de los puntos que más críticas ha recibido dentro y fuera del sector. En Inverlitis Legal Fund trabajamos para evitar que se produzcan abusos del sector con personas en situación de necesidad. Por eso ofrecemos a nuestros clientes el acceso una justicia de calidad con propuestas de honorarios transparentes, documentadas, hechas conjuntamente con nuestros clientes, y a su medida.

La financiación de litigios en España:

La financiación de litigios cuenta con una amplia tradición, principalmente en países cuyo sistema jurídico es el denominado Common Law, la mayoría de tradición anglosajona como, por ejemplo: Inglaterra y Gales (desde 1967), Australia (desde 1990) o, por supuesto, Canadá y los Estados Unidos de América. Precisamente en EE. UU la financiación de procedimientos (en inglés: legal financing, litigation financing, litigation finance, professional funding, settlement funding, third-party funding, legal funding, lawsuit loans, litigation funding, etc.), ha sido siempre percibido como un mecanismo muy positivo, al permitir el acceso a la justicia a cualquier ciudadano.

En España la financiación de litigios, debido a la lentitud e imprevisibilidad de los organismos de la administración de justicia española a la hora de emitir sus resoluciones, hizo que no arraigara el servicio. Sin embargo, en los últimos años, la financiación de procedimientos se ha hecho más popular, sobre todo asociada a procedimientos vinculados a las cláusulas abusivas en la contratación bancaria.

La situación hoy es bien distinta con la llegada de Inverlitis Legal Fund, empresa pionera en la consolidación de servicios de financiación de litigios en España.

Acceso a una justicia de calidad:

En Inverlitis Legal Fund estamos convencidos de que nuestro trabajo cumple, al menos en parte, una clara función social. No sólo ayudamos a quienes no pueden acceder a una justicia de calidad, sino que también evitamos a nuestros clientes procedimientos innecesarios o temerarios. Nuestra forma de trabajar es transparente, así como nuestros honorarios, documentados y hechos conjuntamente con nuestros clientes y a su medida, teniendo siempre en cuenta el riesgo asumido por nosotros, y el valor añadido generado.

Los procedimientos judiciales conllevan una serie de costes y riesgos que, en ocasiones, colocan a una de las partes en una situación de desventaja. Por ejemplo, los riesgos por la hipotética pérdida del procedimiento; las costas procesales, las tasas de la administración de justicia, o los elevados honorarios de los profesionales que intervienen, esencialmente abogados, procuradores y peritos.

La incapacidad para financiar los costes, o aportar los suficientes recursos para lograr el éxito en la resolución, desanima a muchas empresas y particulares a la hora de elevar sus conflictos al terreno de lo legal. La financiación de procedimientos judiciales o arbitrales, de juicios, litigios o pleitos, consiste, resumidamente, en desplazar a un tercero los costes y riesgos inherentes a dichos procedimientos.

Para qué sirve la financiación de procedimientos:

La financiación de procedimientos es un servicio que posibilita a cualquier persona, física o jurídica, que de otro modo no podría acceder a los mecanismos legales, la oportunidad de actuar en un procedimiento judicial o arbitral, normalmente como parte reclamante, sin tener que pagar por ello, ni asumir los riesgos que comportaría la hipotética pérdida del procedimiento.

La financiación de procedimientos cuenta con un gran bagaje en el ámbito de todo tipo de reclamaciones: lesiones por accidente, negligencia profesional, vicios constructivos, consumidores y usuarios, productos defectuosos, propiedad intelectual e industrial, incumplimiento de contratos y acuerdos comerciales como impagos, viajes y hostelería, franquicia, distribución, competencia desleal, etc.

Financiación de litigios

Cómo puede ayudarte Inverlitis Legal Fund:

Inverlitis Legal Fund ofrece a particulares y empresas la posibilidad de desplazar las responsabilidades de financiación y riesgos que conllevan sus causas. Inverlitis Legal Fund proporciona a sus clientes, los recursos humanos, materiales y/o financieros necesarios para iniciar el procedimiento judicial, y mantenerse en el mismo, con las suficientes garantías de éxito, hasta su conclusión. Asimismo, en el caso de que en el asunto se obtenga un resultado negativo, será también dicha firma quien asuma el pago de las «costas procesales» de la parte contraria.

Costes de la financiación de litigios:

La financiación de pleitos es una actividad empresarial, y como tal, se realiza a cambio de un precio. El cálculo de este precio puede variar desde un importe fijo, hasta acuerdos de facturación condicional, pasando por soluciones mixtas. Las tarifas aplicadas por cada empresa financiera varían sustancialmente, y este es uno de los puntos que más críticas ha recibido dentro y fuera del sector. En Inverlitis Legal Fund trabajamos para evitar que se produzcan abusos con personas en situación de necesidad. Por eso ofrecemos ayuda a quienes no pueden acceder a una justicia de calidad con propuestas de honorarios transparentes, documentadas, hechas conjuntamente con nuestros clientes, y a su medida.

La financiación de litigios en España:

La financiación de litigios cuenta con una amplia tradición, principalmente en países cuyo sistema jurídico es el denominado Common Law, la mayoría de tradición anglosajona como, por ejemplo: Inglaterra y Gales (desde 1967), Australia (desde 1990) o, por supuesto, Canadá y los Estados Unidos de América. Precisamente en EE. UU la financiación de procedimientos (en inglés: legal financing, litigation financing, litigation finance, professional funding, settlement funding, third-party funding, legal funding, lawsuit loans, litigation funding, etc.), ha sido siempre percibido como un mecanismo muy positivo, al permitir el acceso a la justicia a cualquier ciudadano.

En España la financiación de litigios, debido a la lentitud e imprevisibilidad de los organismos de la administración de justicia española a la hora de emitir sus resoluciones, hizo que no arraigara el servicio. Sin embargo, en los últimos años, la financiación de procedimientos se ha hecho más popular, sobre todo asociada a procedimientos vinculados a las cláusulas abusivas en la contratación bancaria.

La situación hoy es bien distinta con la llegada de Inverlitis Legal Fund, empresa pionera en la consolidación de servicios de financiación de litigios en España.

Acceso a una justicia de calidad para todos:

En Inverlitis Legal Fund estamos convencidos de que nuestro trabajo cumple, al menos en parte, una clara función social. No sólo ayudamos a quienes no pueden acceder a una justicia de calidad, sino que también evitamos a nuestros clientes procedimientos innecesarios o temerarios. Nuestra forma de trabajar es transparente, así como nuestros honorarios, documentados y hechos conjuntamente con nuestros clientes y a su medida, teniendo siempre en cuenta el riesgo asumido por nosotros, y el valor añadido generado.

¿Necesitas financiar un procedimiento?

Rellena el formulario y contactaremos contigo, para estudiar cómo podemos ayudarte

He leído y acepto la Política de Privacidad

Inverlitis Legal Fund

Contacto

Teléfono: 93.451.56.66